Israel Aerospace Industries (IAI) volvió a ganar un contrato que puede ascender hasta un monto de 240 millones de dólares, para la fabricación de juegos de alas para parte de la flota de entrenadores Northrop T-38C de la USAF.

Juego alar terminado

La USAF tiene en plantilla a mas de 500 entrenadores Northrop T-38. Muchos de los cuales deben seguir volando, para garantizar el entrenamiento, hasta la llegada del Boeing/SAAB T-7A Red Hawk (351 unidades ordenadas hasta ahora) que lo reemplace.

El Boeing/Saab T-X ya tiene nombre oficial: T-7A Red Hawk

Los «Talon» vienen formando a los pilotos de la USAF (y varios otros países socios) desde la década de los 60, y a fin de seguir manteniendo operativas a estas nobles maquinas, se ejecuta el reemplazo de las partes mas desgastadas por otras de nueva construcción. Como se imaginarán, las alas es de los componentes que mas desgaste sufre durante la vida operativa de una aeronave. Así que mientras uno puede seguir manteniendo casi la totalidad de la célula (mediante inspecciones y mantenimientos rigurosos), las alas deben ser reemplazadas en su totalidad, o correr riesgos inaceptables para la seguridad.

La división LAHAV de IAI era la encargada de la fabricación de las alas

Ya desde el año 2011 IAI viene produciendo juegos alares para los T-38 Talon de la USAF y el nuevo contrato evidencia la confianza y satisfacción del cliente con el producto. El presente contrato ya tiene un presupuesto asignado para el presente año de 34.400 millones de dólares, y debe completarse para enero del 2023.

El presente que aguanta, el futuro que tarda en llegar

1 Comentario

  1. Qué avionazo el Talon, sale en montones de películas. Ojalá en Argentina tuviéramos aunque sea este avión, que si bien es un entrenador, es supersónico.

Deja un comentario