Airbus y Bombardier, unidas por el C Series desde julio

0
115

Finalmente Airbus y Bombardier anunciaron hoy de manera conjunta que el 1 de julio darán por concluida la transacción mediante la cual el fabricante europeo tomará posesión del 50,01% de CSALP, la compañía que administra el programa C Series de aeronaves jet de pasillo único. Bombardier mantendrá el 31%, mientras que el 19% estará en manos de Investissement Quebec, la agencia inversora de ese estado.

El potencial acuerdo había sido anunciado en octubre del año pasado, pero sin fecha exacta de materialización, dado que debía pasar el filtro de las agencias regulatorias, aunque en las últimas semanas se venía rumoreando de que entre junio y julio se daría el paso final.

De acuerdo al comunicado, tanto la sede central de CSALP como la cadena de montaje principal y otros sectores relacionados permanecerán en Mirabel, Quebec, aunque se prevé la apertura, sin fecha confirmada, de una segunda planta en Mobile, Alabama, en donde Airbus ya ensambla aeronaves de la familia A320.

Si bien todavía no se brindó información acerca del monto de la transacción, el texto enviado por Airbus también detalla que Bombardier financiará, en caso de ser necesario, los déficits de efectivo de CSALP durante la segunda mitad de 2018 hasta un máximo de USD 225 millones, cifra que podrá llegar hasta USD 350 millones en 2019, y hasta una cantidad máxima agregada de USD 350 millones en los dos años siguientes en consideración por las acciones participativas sin derecho a voto de CSALP con dividendos anuales acumulativos del 2%. Cualquier exceso de esos déficits será compartido entre los accionistas Clase A

En 2017 se entregaron 17 C Series, cifra que se espera duplicar este año. Airbus y Bombardier esperan captar una porción significativa de las 6.000 aeronaves del segmento de entre 100 y 150 pasajeros que los pronósticos indican que se necesitarán en los próximos 20 años.

El programa del C Series continúa incrementándose. Se entregaron 17 aviones en 2017 y apunta a que se doblarán sus entregas en 2018.

Se estima que la unión de los C Series al portfolio de aeronaves comerciales de Airbus le dará un respaldo incomparable a la familia, permitiéndole ganar clientes que quizás no hubiesen considerado sumarlo a sus flotas. Resta confirmarse si el C Series será renombrado como A210 y A230, como algunos medios comentaron hace un par de meses.

“Esta asociación amplía nuestro compromiso a Quebec y a todo el entorno aeroespacial canadiense, y estamos encantados de dar la bienvenida a tantos colegas de la C Series a la familia ampliada de Airbus. Toda la capacidad de la organización Airbus estará al servicio de la C Series. Esta no solo permitirá que este extraordinario avión pueda desarrollar todo su potencial de mercado sino que estamos convencidos de que la incorporación de la C Series a nuestra oferta global de productos aeronáuticos supone para Airbus, sus clientes y accionistas un valor considerable”, destacó Tom Enders, CEO de Airbus.

“Aquí comienza un nuevo y excitante capítulo para la C Series y la industria aeroespacial canadiense,” ha comentado Alain Bellemare, presidente y CEO de Bombardier. “La C Series está ampliamente reconocida como la más avanzada y eficiente de su clase y esta asociación asegurará su éxito comercial. La incomparable dimensión global de Airbus, su sólida relación con los clientes, y su experto conocimiento operacional, son los ingredientes necesarios para demostrar todas las capacidades del avión. Juntos crearemos un nuevo valor y grandes oportunidades para las aerolíneas, proveedores, accionistas y empleados.

Lo que podría considerarse una noticia positiva para los accionistas, quizás no lo es del todo para la industria aerocomercial, dado que ahora quedan sólo tres de cuatro «grandes» fabricantes de escala global, que incluso podrían llegar a reducirse a dos, si finalmente se concreta el acuerdo entre Boeing y Embraer.

Deja un comentario