Norwegian recibió su último Boeing 737-800; ahora sólo espera los MAX

1
148

En lo que significa el fin de una era para la compañía, Norwegian recibió ayer en Oslo su último Boeing 737-800 (matrícula LN-NIJ), dado que a partir de ahora sólo recibirá aeronaves de la familia MAX, cuarta generación del «Baby Boeing» (en lo que respecta a aeronaves de pasillo único del fabricante estadounidense).

Desde que incorporó su primer -800 en 2008 la compañía recibió un total de 126 aeronaves de ese modelo, de las cuales 118 todavía forman parte de la flota.

«La entrega de hoy marca el final de una era para Norwegian. Cuando introdujimos por primera vez el Boeing 737-800 a nuestra flota hace diez años, lo hicimos porque era un avión moderno con un historial de fiabilidad, eficiencia en el consumo de combustible y bajos costes operativos», dijo al respecto Bjørn Kjos, fundador y consejero delegado de Norwegian. «Ahora, en los albores de una nueva era, la expansión de nuestra flota continuará con aviones todavía más respetuosos con el medio ambiente mientras nos preparamos para recibir, en los próximos años, más de cien unidades del modelo Boeing 737 MAX 8», agregó.

Norwegian tiene pedidos un total de 110 Boeing 737 MAX 8, de los cuales ya recibió seis en 2017, y han sido claves para desarrollar rutas transatlánticas que unen al noreste de Estados Unidos con Bergen (Noruega), Belfast, Edimburgo, Dublín, Cork y Shannon.

 

En 2018 la compañía espera recibir 25 nuevas aeronaves: dos Boeing 737-800 (ya entregados), doce 737 MAX 8 y once 787-9 Dreamliner. Su flota actual se compone de 118 737-800, seis 737 MAX 8 y ocho 787-8 y 16 787-9.

Muchas de las nuevas aeronaves irán también transfiriéndose para la filial de la compañía en Argentina.

Ver también: Últimas noticias de Norwegian Air Argentina

1 Comentario

  1. Hola! Buenas noticias, la compañía sigue creciendo y a full. Pero, lo más lógicono sería que la filial Argentina reciba los 800 usadosa medida que las filiales europeas los reemplazan por los MAX 8?
    Saludos!

Deja un comentario