El largo peregrinaje de la familia C Series de Bombardier

8
441

Los orígenes de esta nueva familia de Bombardier se remontan a más de dos décadas atrás, cuando en 1996 el fabricante canadiense tuvo intenciones de adquirir a Fokker, especialmente interesada por su programa Fokker 100. Las negociaciones no avanzaron y la firma holandesa cerró algunos meses después.

En 1998 Bombardier lanzó el programa BRJ-X (Bombardier Regional Jet eXpansion), con la intención de ofrecer una aeronave sustancialmente mayor a su exitosa familia Canadair Regional Jet, con capacidad de entre 85 y 130 pasajeros, que entraría en servicio en 2003. Apuntaba a competir contra aeronaves como los MD-80/Boeing 717, A318 y Boeing 737-500.

Finalmente la compañía decidió cancelar el proyecto BRJ-X en favor de una versión más larga del CRJ, el CRJ-900, capaz de transportar hasta 90 pasajeros.

En julio de 2004 Bombardier anunció que reflotaría el proyecto de una aeronave de mayor capacidad, llamado ahora CSeries, que permitiría transportar entre 110 y 130 pasajeros con una disposición de asientos 3-2. En 2005 se estimó que desarrollar el programa costaría unos USD 2,1 mil millones, consiguiendo Bombardier el apoyo financiero de los gobiernos canadiense y británico para llevarlo adelante, además de algunos de sus proveedores.

Con un mercado aerocomercial todavía recuperándose de la crisis post 9/11, la compañía no pudo encontrar clientes que justifiquen desarrollar la familia CSeries, por lo que en enero de 2006 Bombardier decidió cancelarlo para enfocarse en sus reactores y turbohélices regionales.

Pero apenas un año después, Bombardier anunció que retomaría el proyecto, esperando la entrada en servicio de la primera aeronave para el año 2013.

En julio de 2008, en el marco del festival de Farnborough, Bombardier anunció de manera oficial el lanzamiento de la familia CSeries, firmando una carta de intención con Swiss International Airlines (subsidiaria de Lufthansa) por 60 aeronaves (30 opciones), a un precio de lista de USD 46,7 millones cada una.

Para 2009 el costo del programa estaba en USD 3,5 mil millones, y las aeronaves ya se habían rebautizado como CS100 y CS300, con el primer vuelo estimado para tener lugar durante 2012.

En noviembre de 2012 se reconoció una demora de seis meses en el programa debido a inconvenientes con algunos proveedores.

En marzo de 2013 se presentaron detalles del estado del programa junto al primer CS100 de prueba casi finalizado, y otras tres aeronaves de prueba en diferentes estados de construcción, incluyendo una versión alargada que permitiría llevar hasta 160 pasajeros, la cual luego fue descartada. La fecha del primer vuelo se volvió a retrasar, ocurriendo finalmente el 16 de septiembre de 2013. Otro vuelo tuvo lugar el 1 de octubre, habiéndose tomado en ambos miles de piezas de información que permitirían hacer los ajustes necesarios al programa.

Primer vuelo del Bombardier CS100
Primer vuelo del Bombardier CS100

En enero de 2014 se anunció que debido a inconvenientes en las pruebas de certificación, la entrada en servicio del primer CS100 sufriría un nuevo retraso, y ahora se estimana para la segunda mitad de 2015. El CS300 seguiría seis meses después.

El 29 de mayo de 2014 uno de los CS100 de prueba tuvo un fallo en uno de sus motores mientras realizaba un vuelo, lo cual provocó que el programa de pruebas quede suspendido hasta que se investiguen las causas del mismo. En septiembre del mismo año se reanudaron las pruebas en vuelo tras determinarse que el fallo ocurrió debido a un inconveniente con el sistema de lubricación.

El 27 de febrero de 2015 despegó desde las instalaciones de Bombardier en el aeropuerto Mirabel de Montreal el primer CS300, dándose así inicio a las pruebas de esta variante, que resultaron muy positivas por cuanto se excedieron las expectativas de performance en diferentes aspectos de la aeronave.

Finalmente el 18 de diciembre de 2015 el CS100 obtuvo el Certificado Tipo por parte de Transport Canada, otorgado también por la Federal Aviation Administration (FAA) de Estados Unidos y la European Aviation Safety Agency (EASA) en junio de este año. Para entonces el costo de desarrollo del programa había subido hasta USD 5,4 mil millones, y las demoras habían producido no sólo una caída en la potencial demanda de la familia sino cancelaciones. A principios de este año, la aerolínea que tenía el mayor pedido de CS300, Republic Airways, se declaró en bancarrota, lo cual provocó la postergación de las entregas previstas para esa compañía, mientras que United Airlines terminó optando por aeronaves Boeing 737-700 en lugar de las CSeries.

Pero también llegaron buenas noticias cuando en febrero Air Canada firmó una carta de intención por hasta 75 CS300, 45 en firme y 30 opciones (que fue confirmada en junio) y cuando en abril Delta anunció un pedido en firme por 75 CS100 y 50 opciones.

Dentro de ese contexto de ahogo financiero, a fines de 2015 se había anunciado que el gobierno de Québec participaría del programa Cseries invirtiendo mil millones de dólares a cambio de un 49,5% de las acciones de una nueva sociedad, C Series Aircraft Limited Partnership (CSALP), encargada de fabricar las aeronaves. Este acuerdo se materializó en septiembre de este año.

El 29 de junio fue entregado el primer CS100 a su cliente de lanzamiento, SWISS, que lo ingresó al servicio comercial el 15 de julio con un vuelo entre Zurich y París.

Ceremonia de entrega del primer CS100 a SWISS
Ceremonia de entrega del primer CS100 a SWISS

Por su parte el CS300 obtuvo su Certificado Tipo de Transport Canada el 11 de julio de este año, mientras que el 23 de noviembre ambas variantes obtuvieron la certificación ‘Same Type Rating’ por parte de la autoridad canadiense y de EASA, debido a que comparten un 99% de las características.

Ayer, 28 de noviembre, se entregó el primer CS300 a airBaltic, compañía que lo introducirá al servicio comercial el próximo 14 de diciembre (Ver: Nuevo jugador: se entregó el primer Bombardier CS300 a su cliente de lanzamiento).

Al momento la familia CSeries acumula un total de 358 pedidos en firme por parte de 16 clientes. 123 son de la variante CS100 y 235 de la variante CS300. Además hay opciones por 115 aeronaves más.

bombardier-cseries-pedidos-y-entregas-sep2016

El CS100 tiene un precio de lista de 76,5 millones de dólares, mientras que el del CS300 llega a 85.7 millones. Desde ya estos precios son orientativos ya que los que terminan pagando las compañías aéreas suelen ser significativamente menores (y secretos).

En estas dos infografías de Bombardier pueden leer la información técnica de cada una de las aeronaves.

8 Comentarios

Deja un comentario