La ANAC habilitó la pista del aeropuerto de Rafaela

0

La pista pavimentada del Aeródromo Ciudad de Rafaela que ahora tiene una longitud de 1.379 metros fue habilitada por la Dirección General de Aeródromos de la Administración Nacional de la Aviación Civil (ANAC), según confirmó el administrador municipal, Leonardo Crosetti. “Después de tantas gestiones que se efectuaron desde la Municipalidad de Rafaela que incluyó la participación de la Provincia, y la ANAC se obtuvo la aprobación de la obra de ampliación y la habilitación definitiva de la pista del Aeródromo Rafaela, lo que es una gran satisfacción para todos los que estuvimos involucrados en este proceso”, sostuvo el funcionario.

El inspector Gubernamental de Aeródromos, Jorge Rixon, recorrió las obras el pasado lunes y tras presentar el último informe ante el Director General de Aeródromos, Juan Carlos González, permitió despejar el camino hacia la habilitación. “Logramos cumplir con todos los requisitos establecidos coordinando acciones desde la ex Secretaría de Obras Públicas y Planeamiento Urbano hasta diciembre y a partir de ese mes desde la Secretaría de Actividades y Servicios Retributivos que está a cargo de Mario Rossini”, consideró Crosetti.

El fax de la Dirección de Aeródromos del Edificio Cóndor llegó a las 14:30 a la oficina de Crosetti. “Nos comunicaban que habíamos superado las objeciones realizadas, que en general, eran menores, como nivelar franjas de seguridad y ampliar la zona de parada de 20 a 40 metros al final de la cabecera norte de la pista”.

La Provincia invirtió cerca de tres millones de pesos para que la pista pavimentada se amplíe de 1.125 metros a 1.377 según el proyecto original. Sin embargo, la habilitación otorgada comprende una extensión de 1.379 metros, lo cual tiene una explicación. “Inicialmente debía quedar de 1.377 metros de largo, pero como la adjudicataria de la obra (la rafaelina Menara) elaboraba paños de hormigón de 4 metros, no quiso hacer el último de sólo 2 metros por lo que finalmente la prolongación superó el plano original, lo que obligó a declararlo a través de una nota sin mayores inconvenientes”, sostuvo Crosetti.

La nueva dimensión de pista principal, que ahora es de 1.379 por 23 metros de ancho, del Aeródromo permitirá que aviones de mayor porte puedan operar en Rafaela. “Con la habilitación, las empresas privadas de Rafaela que tienen sus aviones estacionados en los hangares pueden operar inmediatamente”, destacó el administrador municipal.

Asimismo, la semana próxima la empresa Mac Air – Aero Chaco podría volar provisionalmente entre Rafaela y Buenos Aires con un avión de 19 plazas. Se trata de la aerolínea que cubre la ruta entre Sunchales y el Aeroparque metropolitano, que actualmente está suspendida debido a las refacciones que se están ejecutando en el aeródromo de la ciudad vecina. En este sentido, la compañía estaba a la espera de la habilitación de la nueva pista rafaelina para despegar por aproximadamente dos meses hasta tanto pueda operar en Sunchales.

“Las operaciones de Mac Air – Aero Chaco serán una muy buena prueba piloto para evaluar la demanda que presente Rafaela para una comunicación aérea a Buenos Aires. Porque se sabe que desde hace un tiempo el gobierno provincial, la Municipalidad y el Centro Comercial e Industrial trabajan en conjunto para lograr interesar a una empresa. Y con estos datos se podrá negociar en otras condiciones”, aseguró Crosetti.

La rosarina Sol Líneas Aéreas había registrado números positivos cuando volaba entre Rafaela y Buenos Aires pero dejó la ruta exigiendo una pista más amplia con la idea de operar con aviones de 34 plazas. Al respecto, ya anticipó que necesita cubrir 19 de esas 34 butacas para que la ecuación económica mantenga un equilibrio.

En la negociación también ingresó Mac Air – Aerochaco, empresa que necesita garantías para cubrir 12 de las 19 plazas de su avión. Y además Broker Air, una compañía que hizo vuelos a finales de 2010 entre Rafaela y Buenos Aires a modo de prueba piloto, manifestó su interés en retomar la ruta, pero con un Piper Navado de 8 plazas.

Con este abanico de posibilidades, la Provincia tendrá el mayor peso en las decisiones en caso de subsidiar los vuelos en una primera etapa. Al respecto, su posición siempre fue brindar su respaldo a una firma de capitales rosarinos y no a una con sede en Buenos Aires.

Crosetti anticipó que Rossini tiene en carpeta coordinar un acto de inauguración de las reformas de la pista con autoridades provinciales. Además destacó que “ya están construidos y habilitados los hangares de las empresas Limansky, Basso y Bertolaccini, cada uno tiene sus plataformas de estacionamiento de 20 por 20 metros, calles de rodaje de uso privado y una calle de rodaje de uso común de 10 metros de ancho por 120 de largo”.

Fuente: La Opinión de Rafaela

Deja un comentario