El aeropuerto de Trelew no cerrará este año por obras

0

El gerente de London Supply, Agustín Oller, afirmó que el aeropuerto Almirante Zar no cerrará este año. El administrador aeroportuario echó por tierra aquellas suposiciones que indicaban el cierre de la terminal aérea para comenzar con las obras de ampliación de la pista, y otras refacciones, que demandarán 105 millones de pesos.

“Los últimos datos que tenemos es que la licitación se va a publicar en abril y los plazos que llevan a la publicación de la licitación: compra de pliegos, presentación de oferta, adjudicación de obra, llevan alrededor de 8, 9 o 10 meses, o sea que siempre y cuando no hubieran impugnación y demás, estamos hablando de una empresa que saldría adjudicada y se haría cargo de la obra y tomaría posesión del aeropuerto a fin de año, noviembre o diciembre como rápido”, comentó Oller al agregar que manejando estos tiempos “el aeropuerto va a funcionar dentro de ese plazo, no es que se va a cerrar. Es decir, funciona durante los 10 meses que dura la obra y dentro de ese plazo hay 45 días en los que cierra el aeropuerto porque afecta al trabajo en la pista. O sea, tenemos casi 8 o 10 meses para que se adjudique la obra y otro tanto el plazo de obra, dentro de esos 8 o 10 meses se cierra 45 días el aeropuerto”.

Los plazos de la licitación, comentó el gerente de London Supply, “generaron algunas confusiones que llevó a decir a la gente que el aeropuerto cerrará 6 meses, no es así, cuando esté cerrado suponemos que no va a ser este año sino el año que viene. Y alrededor de 45 o 50 días”.

Una baja 

Oller señaló que en los primeros 3 meses de este año bajó la venta de pasajes respecto a igual período del año anterior. “Estamos detectando en lo que va del año, comparado con 2011, una caída de pasajeros del orden del 40 por ciento; es muy significativa. Creemos que a lo largo del tiempo se acumularon sucesos, hubo problemas con los horarios y vuelos de Aerolíneas Argentinas que no se cumplieron; pero cuando logramos resolver este inconveniente tuvimos la ceniza que perjudicó unos cuantos meses” y obligó a cerrar la terminal aérea.

Oller también señaló que sumado a esos sucesos, se generó una merma en “pasajeros locales que volaban habitualmente y no vemos que estén volando. No sabemos si es que no vuelan directamente o si tienen que estar alguna seguridad en Buenos Aires y están optando por hacerlo vía terrestre”, comentó.

Fuente: Diario Jornada

Deja un comentario