Anuncian obras para el aeropuerto de Mendoza

0

Durante 2011 el Aeropuerto Internacional El Plumerillo superó el millón de viajeros por primera vez.  El tráfico aéreo fue 10,25% más que el año anterior, según informó Aeropuertos Argentina 2000 Mendoza. Pero la cifra no refleja la mayor falencia que tiene nuestra aeroestación: su infraestructura. Según coinciden usuarios, empleados, empresarios y funcionarios consultados por Los Andes, el edificio ya quedó chico a casi dos décadas de su inauguración.

En días normales 18 vuelos diarios llegan a Mendoza y 17 son los que parten de estas tierras. Los destinos son variados: Chile, Buenos Aires, Córdoba y Santiago de Chile. Como se mencionó, el caudal de pasajeros es importante.

Lamentablemente, quienes trabajan a diario con los pasajeros y turistas, incluido el Gobierno de la provincia, señalan que la aeroestación Francisco Gabrielli es chica. Por ejemplo, un empleado aeroportuario que prefirió mantenerse en el anonimato fue contundente: “El aeropuerto nació viejo”. Otro trabajador del lugar enumeró: “No tiene salidas apropiadas, escaleras mecánicas, libre circulación de los pasajeros, claras políticas de seguridad, señalización, el estacionamiento es chico y no hay agua potable”.

Desde el gobierno reconocieron que el crecimiento explosivo del número de pasajeros en los últimos años hizo que sea necesaria una inversión urgente.

De hecho, están analizando en conjunto con Aerolíneas Argentinas la posibilidad de construir una terminal exclusiva para esta empresa estatal. “No será en el corto plazo, pero la idea es que se haga rápido”, informó el ministro de Turismo, Javier Espina.

Hace dos años, “Aeropuertos Argentina 2000” -la empresa concesionaria- anunció la modernización de la aeroestación con la instalación de dos mangas para pasajeros, pero solo una quedó en servicio. A ello deben sumarse una pequeña reforma realizada en el interior del edificio.

Según pudo averiguar Los Andes, en marzo se iniciarán obras de modernización y ampliación con la instalación de una manga más de embarque, la puesta en marcha de escaleras mecánicas para transformar el primer piso en salas de embarque y el desembarque por abajo.

También, la ampliación de algunos sectores del edificio para brindar mayor comodidad, una vía más de ingreso y de salida al aeropuerto, más playas de estacionamiento, la modernización del sistema de balizas de pista y hasta un nuevo sistema de luces de aproximación, con un plazo de habilitación para noviembre o diciembre de este año.

También se anuncia un nuevo patio de comidas, nuevos sectores para migraciones y aduana y otros organismos; y nuevas cintas transportadoras para el equipaje.

Desde el empresariado también se escucharon voces críticas respecto de lo inadecuado que resultan las instalaciones de la estación. “El aeropuerto ha colapsado en cuanto a la pista, los servicios y a nivel general”, deslizó Martín Saal, de Nites Tour Operator, al tiempo que concedió que las empresas han modificado sus horarios para que los pasajeros puedan unir destinos, pasando por Buenos Aires en un solo día.

En tanto, Alfredo del Giusti, director ejecutivo de la Cámara de Turismo, opinó: “Hay pequeños problemas que se van solucionando con la voluntad de la gente. Pero hay escaleras inactivas para subir a los aviones y las casas de cambios cobran una barbaridad a la hora de realizar transacciones. Arreglar esto haría al lugar mucho mas agradable al viajero”.

Más pasajeros

En cuanto al aumento de pasajeros, en total fueron 1.077.026 los visitantes durante el año que acaba de terminar. Una tendencia en alza desde los últimos años: “En 2010, los usuarios sumaron 976.889, mientras que en el ejercicio previo habían totalizado 858.984”, señaló AA2000.

Los motivos son varios y así lo admiten desde el gobierno mendocino. “Creció la conectividad. Hemos tenido una gran respuesta de las aerolíneas y también ha crecido la infraestructura. Se ha consolidado un paquete de opciones que hace que el turismo crezca”, reconoció el ministro Espina.

Según empresarios del sector, lo que hay que tener en cuenta es que quienes utilizan a los aviones como medio de transporte son aquellos que tienen un cómodo nivel adquisitivo. Por lo tanto, lo que buscan es servicios a su medida, algo que la provincia ya está brindando tanto a nivel privado como público.

“Se ha categorizado el turismo de las bodegas y de restaurantes que trabajan en un alto nivel. Además los hoteles de 5 estrellas y los alojamientos de categoría ayudan a la oferta turística”, comentó Saal. “Soy un convencido de que se piensa no sólo en lo que va a haber sino también en que se debe generar demanda”, agregó.

Por su parte, Del Giusti aseguró que esta realidad se debe a la promoción que se hace a nivel nacional e internacional. “Se ha trabajado mucho por posicionar el nombre de Mendoza hacia afuera”, destacó.

Fuente: Los Andes

Deja un comentario