Volvieron a operar vuelos nocturnos en Bahía Blanca

0

Con el Airbus 320, LA 4238, de la empresa de origen chileno LAN, que partió a las 18.20 desde la ciudad de Buenos Aires y tocó suelo bahiense a las 19.40, se reanudaron ayer los vuelos nocturnos en el aeropuerto local.

El mismo avión que llegó a la remodelada pista secundaria de Espora salió nuevamente, con pasajeros, hacia la Capital sobre las 20.15.

De esta manera, se puso final a una inactividad de casi tres años y se logró un objetivo importante para nuestra ciudad, que suma frecuencias nocturnas hacia el aeroparque Jorge Newbery y desde esa estación, aspecto reclamado básicamente por quienes pretendían viajar y retornar en el día, por cuestiones de negocios o particulares.

En principio sólo LAN inició viajes nocturnos diarios –corrió algunas horas la salida que anteriormente tenía a las 17.10–, luego de considerar sus directivos que son adecuados los estándares de seguridad existentes en ese espacio.

No resolvió de la misma manera Aerolíneas Argentinas (AA), que no prestará servicios nocturnos hasta tanto la pista auxiliar disponga de un sistema de operación instrumental. Además, exige que se mejoren las condiciones de iluminación en el área de estacionamiento de las aeronaves.

Algunas de las calibraciones solicitadas estarían listas durante la primera quincena de este mes.

“La pista secundaria está en condiciones de recibir vuelos con su nuevo balizamiento. Lo que ocurre es que Aerolíneas tiene su propio departamento de Seguridad y ellos exigen el sistema instrumental porque, de esa manera, los cubre el seguro que tienen contratado”, había explicado Millán.

Desde el año pasado que está instalado el PAPI (por su nombre en inglés: precisión approach path indicator), indicador de trayectoria de aproximación de precisión, con luces blancas y rojas, que permite al piloto ubicar la nave en la senda correcta para el aterrizaje.

El equipamiento, entregado por el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), está constituido por cuatro unidades ubicadas en los laterales de la pista, las cuales ofrecen posicionamiento para el aterrizaje.

La Municipalidad también realizó trabajos de refacción en la pista ahora iluminada, como la instalación de 46 nuevas balizas que se sumaron a las ya existentes, distantes a menos de 50 metros entre sí, además de haberse dispuesto las demarcaciones horizontales obligatorias.

También se colocaron 5.900 metros de cables subterráneos, desde la torre de control a la pista, y se instaló un transformador regulador de corriente constante para el comando de las balizas en la torre.

El costo total de las mejoras sumó unos 250 mil pesos, que se dividieron en 139 mil pesos aportados por la comuna por la mano de obra y el resto quedó a cargo del ORSNA, que aportó los equipos necesarios para el balizamiento.

Otras mejoras

El aeropuerto de Espora sumó más equipamiento el año pasado. En mayo se había incorporado la manga telescópica y luego se instaló una escalera mecánica, importada de China, que está recostada sobre el ventanal que da a las pistas de aterrizaje. Días más tarde se colocó un segundo ascensor hidráulico y se refaccionaron oficinas dentro del aeropuerto.Una espera de 30 meses

El aeropuerto local dejó de recibir vuelos nocturnos a fines de agosto de 2009 (en la pista principal) y en julio del año siguiente se autorizaron los trabajos de refacción en la pista secundaria, al calificarla apta para ese tipo de servicios.

Luego de un año de gestiones, la comuna anunció la firma de un acta-acuerdo para completar las obras en la pista auxiliar de Espora y se comenzaron a realizar mejoras que incluyeron tareas de reencarpetamiento, bacheado y marcación de la pista.

Incluso la Corporación del Comercio, Industria y Servicios propuso aportar el dinero (se habló de unos 70 mil pesos) para poner en funcionamiento lo mínimo e indispensable del balizamiento, a fin de regularizar los vuelos entre nuestra ciudad y el aeroparque Jorge Newbery.

La intención era mantener la posibilidad de contar con los servicios necesarios para programar una jornada de trabajo en Buenos Aires, con regreso a la ciudad en el día. Sin embargo, la iniciativa no prosperó.

Finalmente se gestionó la llegada del equipamiento necesario para los aterrizajes sin luz natural mediante un convenio rubricado por el ORSNA, la Armada Argentina y las empresas aéreas LAN, Austral y Aerolíneas Argentinas.

La idea era volver a operar de noche en junio de 2011, pero se registraron varias demoras en las obras y, luego, en el arribo del avión que realizó las pruebas de control, ya que la aeronave es única en el país.

Cerca de la licitación

A la firma del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, está el llamado a licitación para reacondicionar la pista principal de la estación bahiense, según había anunciado días atrás el presidente del ORSNA, Manuel Baladrón.

Las mejoras, que prevén un costo de 71 millones de pesos, incluyen el balizamiento, la repavimentación y la ampliación de la plataforma comercial del complejo.

El funcionario del ORSNA le comunicó esa novedad a la diputada nacional Virginia Linares (Frente Amplio Progresista), durante un encuentro que ambos mantuvieron.

Le aseguró Baladrón a la legisladora bahiense que la obra en Espora es “prioritaria”.

Linares aclaró que los trabajos a licitarse contemplan las tareas necesarias para permitir la rehabilitación de la pista y también una ampliación de la plataforma comercial de la terminal aérea.

“El dinero se obtendrá a través de un fideicomiso destinado al plan de Fortalecimiento del Sistema Aeroportuario Nacional, del cual participan el Banco de la Nación Argentina, Aeropuertos Argentina 2000, el ORSNA y la secretaría de Transporte”, explicó.

Agregó que esos fondos tienen una asignación predeterminada que, en este caso, es puntualmente el aeropuerto bahiense. “No se puede destinar a otra cosa”, resaltó.

Linares, por último, indicó que encontró al titular del ORSNA “muy compenetrado” con la problemática local y convencido de la importancia de concretar la obra en el menor plazo posible.

Fuente: La Nueva Provincia

Deja un comentario