La nueva pista de Frankfurt ayudó a mejorar la puntualidad de Lufthansa

0

A tres meses de la puesta en marcha de la nueva pista de aterrizaje en el Aeropuerto de Fráncfort, Lufthansa, incrementó la proporción de llegadas puntuales en más de 14% en comparación con el mismo período de 2011, superando permanentemente el 80%. Gracias a ello, es la primera vez en muchos años que Fráncfort alcanza valores de puntualidad a nivel de los centros de conexión internacionales comparables, tales como Amsterdam, Heathrow en Londres y Múnich, con los cuales el aeropuerto de la región del Rin-Meno compite directamente.

“La capacidad que hemos ganado gracias a la pista noroeste es de gran importancia para que las operaciones de vuelo funcionen de manera confiable en nuestra base de Fráncfort. Solo así podemos mantener nuestra posición de líder en cuanto a centro internacional de conexiones en la competencia mundial”, aseguró Kay Kratky, miembro del Directorio de la aerolínea a cargo de Fráncfort & Operaciones de Vuelo. “No obstante, también estamos conscientes de que la nueva pista ha llevado a una modificación en la contaminación acústica, los habitantes en el sector de aproximación de la pista noroeste sufren por ello. Al mismo tiempo se han beneficiado los pobladores de otras regiones cuyas zonas tienen menor contaminación debido a las nuevas rutas de aproximación y despegue. Conjuntamente con nuestros socios Fraport y Deutsche Flugsicherung (autoridad alemana encargada de la seguridad aérea) estamos trabajando intensamente en reducir el ruido de los aviones para todos, a través de medidas a corto plazo.”

La nueva pista elimina los antiguos cuellos de botella en el Aeropuerto de Fráncfort. Debido a la mayor capacidad, las operaciones de vuelo se realizan más establemente, por lo que la cantidad de pasajeros que pierden sus vuelos de conexión se ha reducido en un cuarto en los últimos tres meses, en comparación con los meses anteriores. Precisamente, para muchos pasajeros que hacen enlace, la confiabilidad y calidad son factores decisivos al elegir la ruta a tomar para sus viajes.

Beneficios para el medio ambiente 

El medio ambiente también se beneficia de las nuevas capacidades del aeropuerto. Antes de la inauguración de la nueva pista, los circuitos de espera en Fráncfort y sus alrededores estaban muy congestionados y muchos aviones debían volar circuitos innecesarios sobre la región del Rin-Meno, antes de obtener el permiso para aterrizar. Esto no solo provocaba atrasos, sino también incrementaba las emisiones de CO2 y el consumo de kerosén.

Gracias a la mayor capacidad de despegue y aterrizaje, los tiempos de espera en el aire al aterrizar en Fráncfort se han reducido en dos horas y media al día, considerando solo los vuelos de Lufthansa. Durante los meses pasados se ha podido ahorrar así cinco toneladas y media de kerosén y evitar la emisión de 17,3 toneladas de dióxido de carbono diariamente.

Deja un comentario