Continúan los vuelos regulares de Macair a Villa María

0

La construcción de una pista aérea de 1.800 metros de largo junto a una ciudad como Villa María, cruzada por rutas y la autopista, en una región en la que ya existen otras similares como Bell Ville y Marcos Juárez, sigue dando qué hablar, principalmente por la discutida utilidad de un aeropuerto de estas dimensiones y el manejo de fondos relacionados a la construcción y administración de la estación aérea.

El establecimiento de una ruta comercial a Buenos Aires, que en otros momentos y puntos de la provincia no pudieron hacer pie, en principio, en esta ciudad parece haber encontrado asidero.

Los vuelos comerciales entre Villa María y Buenos Aires cumplieron tres meses y, según la empresa Macair Jet, que presta el servicio en nombre de Aerochaco, la experiencia es positiva. “Estamos en un proceso de consolidación de la ruta. Necesitamos entre seis y nueve meses para afianzarnos. Nos iniciamos en un período con las vacaciones de verano entre medio, lo que produce una caída en la demanda. Excepto enero, la ocupación se fue incrementando mes a mes. Vemos mucha potencialidad”, opinó Carlos Cobas, gerente comercial.

Durante el primer mes de 2012 la frecuencia se ajustó a menos días, porque el principal tráfico no es turístico, sino corporativo y profesional, y se busca que el pasajero pueda ir y volver en la jornada.

También analizan agregar Río Cuarto al recorrido, con escala en Villa María o directamente hacia Buenos Aires desde la ciudad del sur. “Me reuní con el intendente de Río Cuarto (Juan Jure) y creemos que podremos lograrlo. Pensamos comenzar a operar entre marzo y abril”, agregó Cobas.

Para el Festival de Peñas de Villa María, en febrero, es probable que se programen vuelos chárter desde Capital.

Macair tomó esta línea con la garantía que el ente intermunicipal Eninder le pagaría por vuelo 12 de las 19 plazas disponibles en el avión que se utiliza. Cobas declaró que el acuerdo “se viene cumpliendo” y que cada mes “fue bajando la participación” del subsidio público por el aumento de la demanda de pasajeros.

En el sector empresario local alientan la continuidad del servicio. Ezequiel Cerezo, gerente de Aerca, la entidad gremial que nuclea a industrias y comercios de la región, dijo que recogieron buenas opiniones. “Los empresarios están conformes. Lo consideran un servicio cómodo y accesible”, comentó.

Más allá de la aprobación del servicio, los cuestionamientos apuntan al manejo de fondos. La obra fue construida por la empresa Electroingeniería, una habitual ejecutora de la obra pública nacional y que en Villa María lleva adelante un puente y concluyó otros íconos del gobierno del intendente Eduardo Accastello, como el subnivel ferroviario y la Medioteca.

Críticas. Desde el Tribunal de Cuentas municipal, los tribunos José Naselli (Democracia Cristiana) y Gustavo Maristany (UCR), rechazaron dos veces un subsidio de 200 mil pesos que Accastello finalmente pagó para sostener el funcionamiento del aeropuerto y el servicio aéreo.

El acuerdo con Macair Jet lo firmó el Eninder, ente intermunicipal presidido por Accastello. La operación del aeropuerto está a cargo del Ente para el Desarrollo Productivo (EDP), en cuya presidencia el intendente designó a Otto Wester, ex secretario de gobierno que en 2007 renunció acusado de robarse un voto del juecismo en la elección para gobernador.

Para los tribunos, se “armó un encadenado de obligaciones contractuales” y un “tortuoso y poco transparente sistema de delegaciones” entre los entes, que deja el municipio como último responsable de todo.

Cuestionan que ninguno de esos acuerdos pasó por el Concejo Deliberante y “no existe control sobre los fondos”.

Desde el municipio sostienen que todo está en orden y rechazan las críticas. “Son cuestionamientos políticos. Si nos guiáramos por lo que dicen ellos, no se hubieran hecho las obras. El aeropuerto está y funciona. Cualquiera lo puede comprobar”, refutó Marcos Bovo, presidente del Ente de Turismo y vocero del intendente.

Fuente: La Voz del Interior

Deja un comentario