Los Esteros del Iberá son un destino turístico que durante la última década ha tomado relevancia mundial, transformándose en una carta de presentación sin igual para la provincia de Corrientes.

En ese contexto, a principios de esta década el gobierno provincial decidió repotenciar la función del aeropuerto de Mercedes, la ciudad más grande próxima a los Esteros, el cual, habiendo sido construido en 1965, se encontraba en desuso y sin capacidad para recibir de manera cómoda a vuelos privados o comerciales de pasajeros.

La inauguración oficial de las obras se realizaron el 29 de julio de 2012, las cuales consistieron en:

  • Construcción de terminal de pasajeros de 250 metros cuadrados.
  • Repavimentación de la pista y calle de rodaje.
  • Instalación de sistema de balizamiento de baja intensidad.
  • Construcción del cerco de seguridad.
  • Instalación de grupo electrógeno de transferencia automática 110 – 120 KVA.
  • Dotación de equipos de comunicación VHF y tres unidades móviles de extinción de incendios.
  • Reacondicionamiento del estacionamiento vehicular e iluminación del sector.
  • Instalación de una estación meteorológica.

El “Aeropuerto del Iberá” se encuentra localizado a unos 4 kilómetros al sur de Mercedes, hasta donde se llega mediante una ruta completamente asfaltada.

La pista, con orientación 03/21, es asfaltada y posee 1800 metros de largo por 30 de ancho. Posee una calle de salida a 45° de 410 metros de largo por 15 de ancho que conecta con la plataforma de 6 mil metros cuadrados.

Actualmente no recibe vuelos regulares de pasajeros. Tras la reinauguración del aeropuerto, Macair/LAER supo operar tres vuelos semanales con aeronaves Jetstream 31 incorporando a Mercedes como escala de su vuelo a Reconquista entre noviembre de 2012 y julio de 2013.

Su actividad cotidiana gira alrededor de la recepción de vuelos oficiales, sanitarios, deportivos o chárters que traen turistas de muy alto nivel adquisitivo a los Esteros, y también empresarios dada la importancia que tiene Mercedes en la industria ganadera a nivel nacional.

La terminal se encuentra muy bien mantenida, cuenta con aire acondicionado y con tres pequeños mostradores de check in, brindando la superficie justa para absorber vuelos con aeronaves de hasta 30 o 40 pasajeros, ya que además no posee un área estéril dividida.

La realidad de este aeropuerto, así como el de otros que sirven a ciudades de similar tamaño (Roque Sáenz Peña, Reconquista, Villa María, Goya y un largo etcétera), es que difícilmente logre volver a contar con vuelos regulares de pasajeros si la comunidad local no presiona a su gobierno para que acuerde un sistema de subsidios como el que existía hace unos años, en el que la Municipalidad garantizaba un piso de asientos a la aerolínea.

 

Deja un comentario