Imágenes y sonidos del aeropuerto abandonado de Curuzú Cuatiá

0

Es muy triste ver un aeropuerto con poco o nulo movimiento aéreo, como tantos que abundan en nuestro país. Más triste aún es ver un aeropuerto en un estado de cuasi abandono. Pero todo esto es superado por la visita a un aeropuerto totalmente abandonado y clausurado por la autoridad aeronáutica. En este último estado se encuentra el aeropuerto “General Manuel Belgrano” (UZU/SATU), ubicado a unos 16 kilómetros al este de la ciudad de Curuzú Cuatiá, a la vera de la ruta provincial 126, en el sudeste de la provincia de Corrientes, el cual fuera clausurado para todo tipo de operaciones en noviembre de 2012, habiéndose trasladado el personal a otros aeropuertos, como la estación meteorológica, que ahora opera en el aeropuerto del Iberá, de Mercedes, 80 kilómetros al norte.

Las instalaciones actuales fueron construidas en la década del 70, pero la actividad data desde la década del 50, cuando en 1949 se expropiaron los terrenos para la construcción de un nuevo aeropuerto en la zona.

Posee una pista asfaltada de 2.121 metros de largo por 45 metros de ancho, una calle de salida perpendicular de 150 metros por 21 metros y una plataforma de 6.000 metros cuadrados. Previa a la clausura, sólo 1.100 metros de la pista permanecían operables debido a la presencia de ondulaciones.

La torre de control, de 5 niveles, tiene una altura de 16 metros.

El interior de la terminal todavía se encuentra en buenas condiciones a pesar de los casi 5 años de abandono.

El acceso al aeropuerto, así como la plataforma, rodaje y pista ya han empezado a ceder ante la vegetación.

A pesar de que en varias ocasiones se informó que el gobierno de Corrientes llevaría adelante las tareas necesarias para devolver la operatividad al aeropuerto, nada se concretó, y hoy por hoy incluso vale la pena replantearse hasta si sería conveniente volver a invertir dinero de los contribuyentes en él, cuando a sólo 80 kilómetros se encuentra el renovado aeropuerto de Mercedes.

La actividad aérea de Curuzú Cuatiá se centraliza en su aeroclub, ubicado convenientemente sobre la ruta nacional 119, a menos de un kilómetro del acceso principal a la ciudad.

Así como en otras ciudades intermedias de Argentina que viven una situación similar, uno vuelve a preguntarse por qué la actividad aerodeportiva se vio en la necesidad de haberse desarrollado alejada del aeropuerto, cuando lo ideal hubiese sido consolidar todo en un solo lugar….¿sobreexageración de la aplicación de reglas de un lado y/o falta de apego a las mismas de otro? ¿o alguna otra cuestión?

A continuación los dejo con el material multimedia que pude registrar en el aeropuerto:

Galería de fotos

Imágenes y Sonidos del aeropuerto de Curuzú Cuatiá

 

 

 

Deja un comentario